17 km
750 metros.
7 horas
Media

El domingo 9 de abril, en el club Azimut hicimos la clásica ruta de la subida al Cortijo del Hornillo. Preciosa excursión a una de las atalayas más bonitas de Sierra Nevada, desde la que se divisan dos de sus picos más emblemáticos, La Alcazaba y el Mulhacén.

Si además, el guía, Juan Francisco, nos explica la importancia de algunos de los enclaves del recorrido,-como los nidos de ametralladoras de la guerra civil, instalados por esta zona que fue frontera entre la zona republicana y la nacional, las características del fantástico bosque de roble melojo por el que atravesamos, o la utilidad de la famosa vereda de la Estrella, que era la vía de acceso a la mina de cobre de la Probadora-, en ese caso, la bonita excursión ya se convierte en extraordinaria !!

Para terminar de rizar el rizo, las panorámicas de los picos nevados, los bocatas bien regados de aceite y un buen vino de bota, y la compañía de este excepcional grupo.

Un día para recordar !