0 km
100
0 h
Baja

Este viernes, 23 de febrero hemos podido disfrutar de la segunda conferencia, organizada dentro de los actos de celebración de nuestro XXV Aniversario. Para ello hemos contado con nuestro entrañable amigo Ferrán Navarro, montañero y alpinista. Desde Barcelona ha tenido a bien desplazarse para contarnos, sin mayor pretensión, sus vivencias por las montañas del mundo. Con la serenidad de quien hace balance de su trayectoria vital (aunque aún le quedan muchas nuevas experiencias y cumbres por subir), a través de un discurso surgido desde la sabiduría que genera el encuentro del conocimiento con la experiencia, acompañado de un sorprendente y acertado montaje fotográfico, nos sumergió en un relato que cautivó nuestra atención a lo largo de más de noventa deliciosos minutos. Desgranando una memoria autobiográfica de su experiencia con la montaña, compartiendo con nosotros desde sus primeras experiencias en la montaña catalana y pirenaica. La energía, el espíritu aventurero, la expansividad y también la inconsciencia de la juventud al servicio del desarrollo personal por la superación de metas y obstáculos en la gran escuela de la naturaleza. Escalando, paredes de vértigo, lisas y verticales. Subiendo cumbres en condiciones extremas. Afrontando el rigor de las inclemencias en la montaña y sufriendo sus consecuencias como la congelación en extremidades. Disfrutando de la plenitud de culminar la meta deseada, la sensación de unicidad con la naturaleza, la satisfacción por el compañerismo y la cooperación para alcanzar la cumbre. Ora en los Alpes, ora en los Himalayas, ora en el techo de África, ahora en Sudamérica, ora en Norteamérica. Volviendo siempre a casa, al hogar de la montaña catalana y al pirineo, a preparar el nuevo reto, el siguiente objetivo. Quienes le conocemos sabemos de su pasión por la montaña, su experiencia, su generosidad y su modestia. Nuevamente nos ha vuelto a dar una lección magistral acerca de unos valores que nos hablan de integración con la naturaleza, de desarrollo y superación personal, que nos reconcilian con la naturaleza humana. Gracias Ferrán.

Juan Fco.

Rutas realizadas